Páginas vistas en total

miércoles, 26 de abril de 2017

Nocturno


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.680-






                                                                                                                     Elena Marqués

Poeta, narradora y correctora de textos española, nacida en Sevilla en 1968. Ha obtenido diversos premios literarios, como el "Álvaro de Tarfe" de Poesía con "Lo sublime y el frío", o el accésit en el IX Certamen Nacional de Poesía Rumayquiyaco "A lluvia perpetua", y el XX Certamen de relatos "Gaceta de Salamanca". Es autora también de las novelas "El último discurso del general Santibañez", "Versos perversos en la cubierta azul del Mato Grosso" y "El largo camino de tus piernas", y los libros de relatos "La nave de los locos" (VIII Premio Vivencia-Villieres) y "Diversas formas de ir a la deriva", etc.



                                                                                                            "Fortaleza de nieve, 
                                                                                                             de huesos de piedra.
                                                                                                             Con mi aliento empujo las nubes
                                                                                                             que te cubren y yo te saludo"












NOCTURNO

La noche encierra pájaros vacíos
en un fragor de esporas.
Es el silencio piedra donde mi grito excava
la cáscara glacial de tu retina;
es el dolor aullido de liélulas
singlando los regatos,
un miedo mineral a los cipreses
y a la ausencia de pan en el vientre de Dios.
En esta luz trizada te reclamo:
Tú, que habitas lo oscuro,
que engañas al amor con tu saliva;
que eres árido y cruel como los besos
de todos los difuntos,
tenaz como las olas que abortan sobre el páramo,
da tregua a los heridos de mi voz,
no amamantes con eco mi orfandad
y contempla,
entre jaulas y helechos,
la tormenta que acuno.-



SILENCIO

No hay nada que decir sobre la lluvia,
ni sobre el ojo, el barco o las colmenas.
Transita la mudez entre los tallos.
El frágil balbuceo de los hombres
se pierde en las espigas;
mis dedos descomponen cuanto tocan.
La música reemplaza a la palabra.
Hay un vacío clave en mi cabeza,
un lapso en los ventrículos,
un cauce seco al fondo de las uñas.

Torbellinos de luz desordenan el cielo.
Nada me significa.

Por qué manchar el folio y desflorarlo.-



(DES)ENCUENTROS

Ayer me lo crucé. Fue una sorpresa.
Los surcos de sus ojos descendían
de un rostro conocido.
Enfurruñado el tiempo en el recuerdo,
no nos dijimos nada.
Nos dejamos pasar
como la brisa.
Dos aires que se cruzan,
dos viejos olvidados que jugaban
sobre el capó del coche
rasgando de las blancas margaritas
su piel indestructible.-



LLUEVE

Tras el cristal, la lluvia.
Sus lágrimas, pequeñas,
aplauden en el círculo arcilloso
de todos los alcorques.
La línea verdinegra de los árboles
sacude hasta los niños su rocío.
Saltar sobre los charcos
no es una travesura.
La vida es ese juego de hojas blancas.-



NOMBRE

Así, tu nombre roto en el mantel,
como las migas de un pan abierto
en canal y a la tarde;
su vocal ambarina lastimado,
cayendo al precipicio de las losas
como una taza más
sin cumplir su promesa
de ser cuenco y ternura.-




                                                                                                             Elena Marqués




Imágenes: Pinturas de Pino Daeni  (Italia, 1939 - 2010)






quiquedelucio@gmail.com


martes, 25 de abril de 2017

Carta de presentación

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.679-



                                                                                                        Augusto Lemus Martínez

Poeta  y narrador cubano, nacido en Guantánamo. Con residencia en Estados Unidos. Ha publicado "Tropismos" (Miami, 2005), "Los Ángeles-Las Vegas-Miami" (2005), "Cartas de odio, amor y otras nimiedades" (Fort Woorth, 2011), "En verde iluminada" (Miami, 2011), etc. Está representado en las antologías "Lenguas recurrentes" (Ediciones Ego, 1982), "Lauros" (1989), "Antología cubana del exilio" (Valencia, España, 2011), "Postales" (Texas, EE.UU., 2015), etc.



                                                                                       "Quién ha visto que un hombre llore
                                                                                        que se conmueva hasta el paroxismo
                                                                                        cargue con las angustias del Universo
                                                                                        en el afilado estilete de su lengua"











CARTA DE PRESENTACIÓN

Nacido bajo el signo de Capricornio
en el año de la Cabra
hijo de Abraxas
devorador de mí mismo
ángel de los silencios
y endemoniado verbo
vengo a dejar mi fardo
en tus manos.-



FOTO

Ya no soy más ese hombre que sonríe en la foto,
a quien se mira con deseo y maliciosamente,
que se regodea en la posibilidad de la aventura.
Veloz y tierno, apasionado, ardiente
mano que tantea y señorea los abismos.
Vivaldi rosa de primavera,
galán presto a desvestirse y subyugar
las zonas vírgenes de sol.
Un peregrino rumor de sedas y cipreses
fue su voz atrapada en la rueca de los tiempos,
otrora ave-semilla plantada por las manos de Dios.-



LLUVIA OPORTUNA

La ciudad es abandono
preñez de olores dulzones
que abanica el guano de los portales en siestas.
Aguaza
declive del iris
salterio del viento
en los penachos de las palmas.
Socorrido pretexto para compartir el paraguas.-



GUANTÁNAMO

Guantánamo es un mundo de colores y sueños
las calles huelen a sexo
y andar por ellas es un desafío a la razón
y a la cordura.

Pero estás tú distante en el alcance
presente en el recuerdo
y estoy yo
escribiendo para ti estos versos
mientras el amor nos cobija.-



NEW YORK

Antes que los ángeles ungieran
las circunferencias de la cuadratura.
Antes que el acero y el vidrio
fueran fragmentos del dolor
fuiste la atónita imprudencia de la vida
la inefable armonía de lo estridente.

Digo mal: eres
      alas de gaviota
      tañer de campanas
      ronce y pluma
simplemente New York
      New York
      New Yoooork...



CARTA DE LA CULPA

Qué extraña ironía de memorias
recordar la alevosía de tu carne
el perfil de tu boca
el calor de tu rostro
el olor de tus ojos
la pátina de tus manos
el seísmo de tu cuerpo
el ángulo del delito
el espesor de tu llanto
lo impoluto de tu sangre
la agresión en tu risa
el fragor de tus pechos
el sarcástico alejarse de tus pasos.
Qué extraña ironía de memorias
recordar que no he olvidado nada
nada excepto tu nombre
el miedo en las entrañas
el deseo de lo desconocido
la fe en ganar la vida
el canto adherido al verso
y el dolor de las sirenas en el oído.
Qué extraña ironía de memorias
recordar que ya he vivido
un día como hoy, que estoy bebiendo.-




                                                                                                      Augusto Lemus Martínez



Imágenes: Pinturas del peruano Ernesto Arisueño.






quiquedelucio@gmail.com


domingo, 23 de abril de 2017

La curiosidad

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.678-


                                                                                                               Joaquín Badajoz

Poeta  y ensayista cubano, nacido en Pinar del Río, en 1972. Miembro correspondiente a la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Miembro de los Consejos Editoriales de Glosas (ANLE), y OtroLunes (Madrid/Berlín). Ha publicado además ensayos, reseñas, críticas de arte y narrativa en revistas  y antologías de su país y de EE.UU, España, Francia, México, Panamá y Polonia. Es coautor  de Enciclopedia en Español en Estados Unidos (2008), "Hablando bien se entiende la gente" (2010) y Diccionario de Americanismos (2010). Actualmente es redactor de El Nuevo Herald (EE.UU).


                                                                 "Un hombre acorralado, armado sólo de palabras,
                                                                   puede engendrar un monstruo más grande que su miedo,
                                                                   hilvanar los cuerpos de los que lo rodean, hasta tejer
                                                                   una masa compacta inexpugnable como un muro de piedra"











LA CURIOSIDAD

Para un poeta la curiosidad ha sido el comienzo de todo.
Es invierno, pero acá el verano es casi una condición humana.
Has conocido a una mujer solitaria
vistiendo una sombra de lágrimas
una claridad de nácar y peces
como un moribundo girasol.
Sientes una respiración húmeda,
que no alivia ninguna palabra.
Se acerca tímida, de una manera sospechosa,
que aprendes a amar demasiado.
La soledad siempre es patética.
Pero ella reduce tu desarraigado y vegetativo
ser de contemplaciones
hasta que quepas en una pupila
o en el piercing que lleva bajo el labio.

No puedo amarla, me conformo con su pálida ausencia,
una libélula flotando sobre una cárcel de agua.
Ella repite: nunca.
Como si una palabra bastara
para que desaparecieras.
Viene escoltada por pájaros negros
que recuerdan que se acerca la noche.
No tiene nombre esta mujer ni rostro,
es sólo piedra golpeando la tormenta.
Sumando ausencia a tu plan de mañana
para que la vida continúe su poderosa caída.

Podemos dejarnos ir y ser libres
pero no de la memoria.
Olvidar es perder dos veces.
Vendrá puntual, vendrá
como una mariposa de fuego
que crece hasta cegarte.-



LA HERIDA

Una huella por donde quiera,
un hilo de agua, el rastro.
Donde digo cierro los ojos, voy ligero,
escribo alguien suspira,
entra al mundo tristísimo,
lo azotan, le deshollinan los pulmones.

Hombre sin ombligo, hilando la madeja solar
sobre la hierba,
tienes una herida abierta,
te escapas en vendaval por el costado.
El hueco donde la huela se convirtió en vihuela,
y fabricaste de tus entrañas una mujer amada.
¿A dónde fue a parar la carne, la arcilla adónde
en su vuelo de albatros enterró su pico,
dejándote más desolado que un cadáver?

Hemos cambiado de nombre, de religión,
de idioma.
Pero esa hebra tenue que ensarta los siglos,
la gota de resina que fulminó a la abeja en pleno vuelo,
la sangre que se oxidó sobre la piedra,
el cáliz que recogió el semen vital y fecundó su vientre,
han dejado su rastro ¿o no?

En la ciudad de los brazos abiertos, la aldea que nadie recuerda,
entre tambores y panderetas, bailan las jóvenes descalzas.
Una nube se levanta del suelo, la mano gira, los otoños pasan.
Tras ese remolino se ven zarpar barcas en la noche.
Casi nadie sobrevivió al doloroso parto de las naciones.
Fueron cayendo como guillotinas las fronteras,
un ras de mar, un diluvio de ejércitos arrió con todo.
No sé cuando comenzamos este viaje que no termina,
que no conduce a ningún sitio. Partimos de una aldea
que no era mejor que esta aldea nuestra del exilio.
Entonces, como ahora, nos despertábamos
sudando frío a medianoche, con la boca reseca.
Fue entonces que comenzó este juego de confundirnos.
Ponernos una máscara, cambiar de nombre,
volvernos agujas...este juego de aprender a olvidar.

Sangre de Benjamín. Llanto de Jeremías. Grito de Aarón.
Nos volvimos la hoguera en el vientre del pez.

Ahora caminamos entre rostros petrificados,
seres que la nostalgia y el rencor hizo mirar atrás.
En el próximo crepúsculo, bajo el mismo sol que alguna vez
alumbró la ciudad sepultada por tormentas de arena,
escucho el restallar de las lenguas tróficas,
la lumbre de la casa
donde comenzó el ritual  de la fecundidad eterna.

No sé cómo he llegado a este lado del mar.
Mientras sueño con una tierra
de la que nunca he partido.
Romperé el ánfora de los siete sellos.
Viviré una maldición que es sólo mía.
Mientras lo miran absortos los fijos,
los errantes y los mixtos,
repitiendo un ritual de hace catorce siglos,
un hombre reparte en Zephath
trozos de pan del árbol de la vida.-



CONVIDADO A CENAR

Ah, que me quedes a tu manera pides;
la nieve en el ala sempiterna,
sobre la novia o sobre mí o sobre nada.
El aguamiel ordeñado a los magueyes,
en disparos fugaces, en vitrolas,
el humo es el ave que pernocta
por sobre las pupilas y los cielos.

Un hombre, el otro, o lo que queda,
se precipita al centro de su sombra;
descubre los mundos paseantes
donde los vientos estacionan sus moliendas.
Y repasa en las memorias las caídas y el tiempo
que falta, para que el tiempo y su caída no agoten.

Ah, esto, lo que quedó del viaje al que llamamos vida.
Lo tocado, lo bautizado, cundo el lenguaje
y la gracia una mezcla deslumbrante eran.
Lo que nombramos otros y la voz
va dejando sembrado o lo subvierte.
Así ha sido asomarse a la vida por el ojo
del primer hombre.

Y que me quede pides.
A mí que al habitar las ciudades tardo
y al fundar siempre temo que el acto me consuma,
que la mano me diga sólo piedra.
Mi verso es una pose,
porque no he sido ungido
ni ustedes tampoco.
Así que a bajar las ínfulas
y a transitar humildes los mundos sutiles,
donde la mano grave pronuncia ese gesto
al tocar con cuidado.
Que la pupila beba y que deje.-





                                                                                                             Joaquín Badajoz




Imágenes: Pinturas de Andre Remnev  (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com



sábado, 22 de abril de 2017

Abrigo

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.677-


                                                                                                                     Claudia Masin

Poeta argentina, nacida en Resistencia, Chaco, en 1972. Es psicoanalista. Publicó los libros de poesía: "Bizarría" (Nusud, 1977), "Geología" (Nusud, 2001), "La vista" (Premio Casa de las Américas, Madrid, 2002), "El secreto" (Antología 1997 - 2007), "Abrigo" (Tucumán, 2007), etc. Ha creado y coordinado, junto a artistas de diversas disciplinas, ciclos de poesía como "El pez que habla", "La musik", "El gallo y la luna". Vive desde 1990 en la ciudad de Buenos Aires donde coordina talleres de escritura.


                                                                                          "No respiro. Alimento de mí al aire. Soy
                                                                                           materia de una respiración contenida
                                                                                           e inquieta como el agua de un pozo
                                                                                           en el que caen las hojas muertas"








ABRIGO

Quisiera que me cuides
como se cuida a aquellas personas enfermas
que ignoran la grave naturaleza de su mal:
suavemente, sin ningún gesto rotundo
de amor que las alarme,
les revele de pronto la verdad.-


***

Los pulmones de los niños
son limpios y pequeños pero en elloos
cabe la tristeza inagotable.
De respirar ese aire estoy enferma.-


***

La bruma que oculta mis pulmones de la salud
es un velo detrás del cual me alzo
y digo: fugaz y aérea, pero ésta
es mi casa. Aquí me quedo.-


***

Me retiraste el don del aire,
sin el cual debo aprender a respirar de nuevo,
como una recién nacida.-


***

Tiemblo de solo pensar que podrías morir
de la enfermedad que padezco. Mi miedo
te cura del mal del que yo muero.-


***

Yo ya no puedo. Cansada como si me dijeran
que el oxígeno que me robé del mundo
tiene que ser devuelto.-

***

Las bocas de los volcanes, el corazón
de las tormentas de arena, el peso del alud
cayendo sobre el cuerpo.
Yo pensaba en estas cosas
algunas noches de invierno y me aterraba
saberme en una habitación cerrada y cálida,
sola frente al fuego, lejos
de cualquier zona de desastre.-


***

He levantado un campamento
en el centro del bosque
para que un día el fuego lo devore
y el viento arrastre las cenizas
hasta el interior de una casa
donde yo no pueda entrar.-


***

Paso los días leyendo, al fondo del jardín,
entre los álamos, libre y desamparada
como una niña cuya presencia en la casa
los adultos no recuerdan.-


***

A veces sueño como el contorno de tu mano abriría
si tocara el aire que rodea mi cuerpo
como toca la música las notas invisibles
de las que está compuesta.-


***

Cuidar lo que no tiene cura: el cuerpo,
aunque más no sea porque todavía contiene
ese secreto que nos decíamos, de niños, al oído,
y que ningún adulto recuerda.-


***


Estoy en tu vida del mismo modo
que una extranjera en una tierra
de la cual es expulsada una y otra vez
y a la que ama, sin embargo,
como si fuera su lugar de nacimiento.-


***

Nunca consumé
separación alguna. Unida
a cada brizna de hierba tanto
como a mi madre, soy una cuerda
de luz que desciende del aire
y se anuda a la sombra que dejan
todas las cosas al irse.-



                                                                                                            Claudia Masin





Imágenes: Pinturas de Mihai Olteanu  (Rumania, contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

Las manos


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1676-




                                                                                                      Cristhofer Angulo Borbón

Poeta, dramaturgo y profesor de Costa Rica, nacido en Pérez Zeledón, San José, en 1990. Egresado de la Universidad Nacional de la carrera de Artes Escénicas, es también actor y director de teatro. Ha participado en distintos talleres sobre dramaturgia. En poesía participó en el taller literario Tráfico de Influencias, a cargo de Alfredo Trejos y en el Antitaller-Anti, a cargo de Melvin Aguilar y Cristian Marcelo. Algunos de sus poemas han sido publicados en las antologías de dichos talleres y en la revista Conjetura, entre otras.


                                                                                                        "Mi madre me advirtió
                                                                                                         sobre hombres como yo
                                                                                                         relajados y locos hombres
                                                                                                         con cabello trenzado como yo"












LAS MANOS DE MI PADRE

En las manos de mi padre
bien pudo cenar Jesucristo
en su última noche
o bailar las primeras strippers
del night club más antiguo del mundo.

Tienen la precisión lapidaria
para calzar las espuelas del gallo
que cada mañana
hacen caer la luna.

Sus manos nunca hicieron origami,
lo suyo es derribar una selva,
tallar alambre de púas
y ceñirlo al corazón.-




CHICA MONROE

Naciste entre la falta de tacto
y el humo de la calle.
La conciencia
se la dejaste a tu madre en el útero
para los hijos que valieran la pena.

Somos de los que preferimos
escuchar en silencio,
leernos,
hasta que la casualidad nos junte
en alguna cama
en algún teatro
para partirnos a punta de sexo
o de miradas.

Soy el cursi
pero defiendo mi inocencia,
porque creo que eso viene
del cromosoma Y.

Acepto que nos desencontremos
y sigamos al paso.
Pero guardo la imagen tuya,
chiquitita,
perdiéndose entre los huecos de la calle
y con los buses subiéndote el vestido
como una chica Monroe sin glamour.-




EL RISCO DE MARÍA

Construí este risco
con las plumas del fénix
antes que fueran ceniza,
con el golpe de una mirada honda,
mirada gata,
puta.

Tiene ranuras
con la forma de tu cuerpo
que devanan
las manos del alpinista,
al meter un dedo, en algunas
nacen caballos y mariposas
que sacuden sus alas
al trote de las bestias,
ambos animales
acompañarán al alpinista al final del risco
donde lo absorbe
el capullo de la muerte.

Los que han llegado arriba
quedan ciegos al mirar abajo
o se convierten en polvo
al verla a ella:
con su pubis cerrado al vacío,
con las piernas abiertas,
gimiendo y gimiendo.

Ella no espera al arcángel Gabriel
me espera a mí
para ascender al cielo.-





                                                                                                           Cristhofer Angulo Borbón






Imágenes: Pinturas de David Bowers  (Estados Unidos, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com


viernes, 21 de abril de 2017

Labios humeantes

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.675-




                                                                                                             Adriano Scandolara

Poeta y traductor brasileño, nacido en Curitiba en 1988. Obtuvo un grado en Literatura y una Maestría en Estudios Literarios en la Universidad Federal de Paraná, donde actualmente desarrolla un doctorado en poesía y filosofía del lenguaje. Ha traducido al novelista Hari Kunzru y al poeta John Milton, entre otros. Es uno de los editores de la revista Scamander. Su primer libro fue "Lira de Lixo" (San Pablo, 2013) y le siguieron: "Parsona-Poesía Conceptual" y su traducción de "Prometeo desencadenado" del inglés Percy Bysshe Shelley (1792-1822). Los siguientes poemas están incluídos en "Inventar la felicidad" , muestra de poesía brasileña reciente.



                                                                                             "después de un tiempo
                                                                                               uno aprende a joderse
                                                                                               cultivando trémulo su jardín
                                                                                               flores para ser  pisadas"












LABIOS  HUMEANTES


Labios humeantes
de un carbón apagándose
los miembros esforzándose y cediendo,
esforzándose y cediendo,
       hasta que el tiempo y esfuerzo
los deshagan.

Las manos sólo entraron en juego mucho después
el sabor el sonido el olor primero
y la mirada en todo, aunque
en este teatro de sombras:

Insatisfechos mientras todo reposa
los ojos leen en los párpados
      el libro de la noche

y porque son ellos que traen
la primavera al cuerpo
solamente los ojos no se sacian.-



CANCIÓN DEL EREMITA

Cuatro días sin salir de casa
¿y qué perdí?
Carros, cráneos
molidos en la madrugada,
globos aleteantes
y un manojo de ramos de rosas
tirados en la basura

perro que huye, juguete que la calle
destruye
como un reloj, sin
que las horas cesen
sus transformaciones.
El cortejo
de la vida como quien sale a cenar
con una persona hermosa
y tonta.-



DEL ARTE DE PERDER

Saudade, sereno incapaz,
de penetrar estas paredes,
viste en esta lengua colores
alejados de extranjera

así que no es ningún desastre-
las cosas, lugares, un padre,
tres abuelas, toda una lengua
otra que las ratas carcomieron en el ático,

e identidades tamién, solo pregunte
si algo duele o pica o hace falta, aquí
este concreto, este asfalto,

donde ninguna flor a inevitables
inviernos concede el placer de que
se le quiten sus pétalos.-



SEGUNDO POEMA DE TEMA JUDAICO

Si te consuela,
mensajero chiflado, algunos
de los muertos tuvieron, pasto de aves,
el sueño negado, ingenuo suponer,
que el hombre sin tuma,
o de pulmones quemados, la hija violada, irán
a levantarse conmovidos de la fosa
para revocar las órdenes:

no os olvidéis de mí,
mi sangre ha de inundar el aire
que respiráis,
       como si
huiera tiempo sin memoria y
resolviera muchas cosas pegar
esos pedazos: es dejarlos en el piso
                                   que otra vez
72 trozos
se parten,
      schlemiel
de un vodevil barato, con vasijas
rotas y malentendidos
                                            ( y es que tal vez porque
no nos entendemos
que solamente por un montón de destrozos
se llegue al cielo).-



***

La sabiduría tiene osteoporosis
                                     y por eso duele tanto,

cuánta experiencia no tienen las piedras,
¿qué cosas
       murmullan
el trasero que en ellas sienta?

mientras un río inferior corroe la garganta de una gruta,
un alambre de púas cerca frutos maduros,
y lo que resta decir
fallido brillo de bombillo que apaga
                                              mejor dicho
en una grabadora
la voz de un papagayo.-





                                                                                                             Adriano Scandolara




Imágenes : Pinturas de Pierre Marnet  (Francia, 1976)







 quiquedelucio@gmail.com

jueves, 20 de abril de 2017

Declaración

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretendde ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.674-


                                                                                                              Ignacio Carballo Luján

Poeta y novelista de Costa Rica, nacido el 12 de octubre de 1965. Realizó estudios en la Escuela de Arte Escénica de la UNA 1885-1988. Publicó en el periódico Contrapunto, varios de sus poemas, en la sección literaria, dirigida por el escritor Alfonso Chase. Poemas suyos se han publicado en diversos periódicos, revistas y blogs literarios. Es miembro fundador del taller literario Luna Roja. Gestor cultural y curador de arte. Publicó "Oscuros labios" (Ediciones Guayaba, 2014), "Sol de diciembre" (2015), etc.. Esta a punto de publicar su novela "Caballito".



                                                                                                   "Hablan tus ojos:
                                                                                                     Ríos negros de fuego,
                                                                                                     navegándome, siempre
                                                                                                     navegándome"











DECLARACIÓN

Este no es un poema de amor
Tampoco es una oda de la rabia.
Menos el verso de los llantos eternos.
Quizá un poco de alegría transpira en estos poemas.
Tal vez algo de tristeza se perciba en alguna de sus líneas.
Este no es un poema de los celos.
Pero sí es un poema de los cielos,
las flores, los soles y las soledades placenteras.
Este no es un poema de las lluvias.
(aunque chorrean sus ojos el líquido de los efluvios sinceros)
Este es un poema sin rima,
sin aroma,
sin sal,
sin reservas.
Este es el poema de la oscura luz,
de la luminosa sombra postrera.
Este es el poema de todas las notas
que se anclan en mis palabras,
escalera de caracol que nos eleva hasta la médula.
Este es el poema de las ternuras,
de las caricias,
de los fervorosos abrazos al final de la tragedia.
Este poema nos mira de reojo los pasos,
los murmullos,
los silencios que coleccionan sus pupilas.
Este poema está añado por rayos marrones,
haciéndose amar su luz perpetua,
en el cenit dorado de la complacencia.
Este poema se va doblando,
de tanto gozo,
tanto esfuerzo,
tanto estremecerse,
crujiendo con su sonido perfecto:
este no es un poema de amor.-




XIV

No miro no como no sorbo
no trago camino paseo.
Afirmo denigro siembro
presagio presunto.
Repito recito soporto
el sueño de las noches.
Nombres que abres no cierras
no hables no escribas
otro lío
otro horror vacuo.
Otro hedor otro camino
otro cavilo
otro abecedario
otro palimpsesto.
Otro palíndromo.
Otro por velódromo.
Oro por rezo.
Oro por sangre.
Oro por aliviar/me por acariciar/me.
Amar/me. Aterrar/me.
Fabricar/me, Atacar/me.
Aliviar/me o atarantar/me
o acusar/me me o mía la lupa o mea la culpa
o mía gallega o seguro que la gansa camina
fermenta alimenta al nigromante
dispersándole dispara/te.
Dispersándose
disgregándose
discernimiento.
Decir miente. Decir fuerte.
Decir calma. Decir alma.-


XV

Jugo de luna
sorbe la noche blanca.
La sed me bebe.-


XVI

Cierro la puerta
de tu blanco silencio.
Grita el aire.-


XX

Lanza tu verbo
delirante pájaro.
Vuela caricia.-



                                                                                                 

                                                                                                               Ignacio Carballo Luján




Imágenes: Pinturas del italiano Giovanni Boldini  (1842 - 1931)





quiquedelucio@gmail